noticias

C.S.I.R.

Poder ganar ya es una cuestión “Central”

Independiente repitió algunos errores conocidos y no pasó del empate 2-2 ante Central Córdoba. La remontada y el cambio de imagen del segundo tiempo no alcanzó, y el equipo de Astudillo llegó a su quinta igualdad de forma consecutiva.

Rival directo, de local y estando en ventaja a los 5’ de iniciado el juego. Un escenario inmejorable el que se presentaba en la fría noche del Bautista Gargantini, donde el calor lo brindaban la gente y los jugadores; todos entendiendo que se trataba de uno de esos famosos partidos de “seis puntos”. Al 1’ Curcuchet ya avisaba de zurda después de una buena combinación con González y Reinoso, 4’ más tarde se produjo la genialidad de la noche. Falta sobre Gautier en el borde del área, la acomoda González y con un soberbio tiro libre coloca la pelota en el ángulo derecho de Calviño, haciendo estéril el vuelo del portero visitante. 1-0 arriba, y tranquilidad en el Parque.

Todavía con la alegría y euforia de la ventaja, el hincha leproso no podía creer lo que ocurría 3’ minutos después. A los 8’ un lateral-centro de López, despeje a medias de Rodríguez Budes, Fernández la mete nuevamente en el área y Becerra toma la pelota de aire y con pleno empeine, para ubicarla pegada al palo de Aracena, que nada pudo hacer. Empate 1-1, y a empezar de nuevo.

El ritmo del partido continuó en aumento y el partido era de constante ida y vuelta. Lo tuvo Reinoso de cabeza por arriba, cuando la pelota lo buscaba a Navas llegando por atrás y mejor posicionado. Pero a partir de los 20’ el tándem formado por Lamberti-González-Zapata se hizo amo y señor de la mitad de cancha, relegando por completo al doble cinco leproso, que de ninguna manera hacía pie.

El equipo estaba sumamente largo, y en la franja entre mediocampistas centrales y defensores, el conjunto “Ferroviario” hacía lo que quería. Así fueron sucediéndose las situaciones, algunas de ellas desde tiros libres ocasionados por intentos desesperados de Independiente tratando de cortar el juego. Un tiro libre de Arnaldo González y un remate de afuera del mismo jugador que terminó en tiro de esquina, fueron el prólogo a lo que se venía. A los 26’ Miranda sale a pivotear hasta el círculo central llevándose a Rodríguez Budes con él, descarga que llega a Martín Zapata quien mete el bochazo largo hacia la posición de Becerra: control orientado del balón, deja atrás la marca de Gómez Andrade y define al ángulo izquierdo de Aracena. Golazo y 2-1 para los norteños, que estaban haciendo mejor las cosas. Podrían haber obtenido un premio mayor si el magistral tiro libre ejecutado por Sequeira entraba, en vez de impactar contra el palo derecho del “Piti”.

Independiente poco y nada en ataque durante ese trayecto del encuentro, únicamente una jugada que quedó para la polémica. Desborde de Curuchet por derecha y la pelota le queda a Gastón González dentro del área. El “Melli” se perfila y de zurda saca un remate, que da toda la sensación impacta en las manos de Lamberti. Dóvalo no lo juzgó de la misma forma y apeló al siga-siga.

El segundo tiempo mostró un cambio en los roles de ambos equipos: Independiente entendió que no podía quedarse con las manos vacías y los dirigidos por Coleoni se aferraron de manera desmedida a la ventaja parcial, replegando sus líneas por completo.

“La Lepra” iba por inercia y obligación, pero sin muchas ideas; mientras que Central Córdoba apostaba a algún contragolpe, pero no contaba con los intérpretes correctos para llevar a cabo esto. A los 13’, se produce decididamente un quiebre en el partido, con Astudillo mandando a la cancha al “Sapito” Hernán Encina en lugar de un inexpresivo Hernán Gautier. El rosarino le cambió la ecuación al equipo, y tal es así, que en una trepada por el sector derecho envió un centro preciso al segundo palo, para que con la aparición fantasmal de Cardozo, alcanzáramos el empate 2-2. Optimismo y confianza, tanto en la gente como en los jugadores, para poder cambiar la historia.

Iban 19’ del segundo tiempo, y con la igualdad se vio lo mejor de Independiente. Mucha movilidad, rotaciones permanentes para encontrar al compañero mejor ubicado, la aparición de Reinoso pivoteando cuanta pelota le tiraban y descargando con el resto de los atacantes. Por primera vez, éramos protagonistas tanto por obligación como por juego, y en el ambiente se percibía que era el momento de dar el golpe de nocaut a un rival que estaba contra las cuerdas.

Pese al buen rato, no se pudo traducir el dominio territorial y de pelota, en situaciones de peligro. Una de Reinoso a los 36’ rematando desviado tras la cesión de Curuchet, y otra de Encina a los 44’ rematando débil ante Calviño, fueron las únicas dos oportunidades concretas para el local; mientras que Central Córdoba limitó a defenderse, aguantar y dejar transcurrir los minutos, sabiendo que el empate era un negocio más que redituable.

Dóvalo decretó el final del partido, e Independiente cosechó otro empate. Sigue sin ganar en este 2017, y mantiene el déficit de toda la temporada cuando se enfrenta con un rival directo en la pelea por mantener la categoría. Si bien queda mucho recorrido, los tiempos se acortan, y el equipo tiene que encontrar una mejor versión si quiere permanecer en el Nacional B.

INDEPENDIENTE RIVADAVIA: (1) Cristian Aracena –c-; (4) Julián Navas, (2) Yeimar Gómez Andrade, (6) Sergio Rodríguez Budes, (3) Rodrigo Arciero; (7) Facundo Curuchet , (8) Gastón González, (5) Fausto Montero, (10) Diego Cardozo; (11) Hernán Gautier, (9) Emmanuel Reinoso. DT: Martín Astudillo.

Cambios: 13’ ST (17) Hernán Encina x (11) Hernán Gautier; 35’ ST (18) Sergio Sosa x (8) Gastón González.

No ingresaron: (12) Rodrigo Lugo, (13) Mauro Maidana, (15) Nicolás Quiroga, (16) Franco Dolci.

Amonestados: 31’PT (6) Sergio Rodríguez Budes (5ta amarilla), 33’ PT (3) Rodrigo Arciero (5ta amarilla).

CENTRAL CÓRDOBA: (1) Lucas Calviño –c-; (4) Diego López, (2) Héctor Fernández, (6) Rodrigo Mieres, (3) Adrián Argachá; (7) Leonardo Sequeira, (8) Martín Zapata, (5) Hernán Lamberti, (10) Arnaldo González; (9) Osvaldo Miranda, (11) Leandro Becerra. DT: Gustavo Coleoni.

Cambios: 40’ PT (16) Matías Pato Ríos x (8) Martín Zapata; 16’ ST (14) Silvio Iuvalé x (7) Leonardo Sequeira; 27’ ST (17) Martín Minadevino x (10) Arnaldo González.

No ingresaron: (12) Marcelo Requena, (13) Nahuel Amarilla, (16) Facundo Affranchino, (18) Brian Aquino.

Amonestados: 12’ PT (2) Héctor Fernández, 26’ PT (8) Martín Zapata, 43’ ST (3) Adrián Argachá.

 

ÁRBITRO:

Pablo Dóvalo (5,5): correcta actuación del juez. Un partido caliente entre rivales jamás se le fue de las manos, y sus asistentes también lo hicieron de buena manera. La mancha negra fue el penal no cobrado a favor de Independiente en el primer tiempo, tras el remate de González y la mano de Lamberti.

 

Aquí algunas imágenes del empate: