noticias

C.S.I.R.

Más vivos que nunca

Independiente Rivadavia logró un enorme triunfo en Tucumán, ante San Martín, por 2 a 1. Los goles fueron convertidos por Tarragona y Rodríguez Budes, en lo que fue una sólida actuación del equipo. Tres puntos que nos posicionan de la mejor manera de cara a la recta final en la pelea por la permanencia.

El equipo de Berti llegaba a “La Ciudadela” con el ánimo por las nubes tras derrotar con claridad al líder del torneo, Argentinos Juniors. En un reducto complicado, Independiente salió decidido a hacer lo que mejor sabe: presionar y no dejar jugar al rival, para poder salir rápido de contragolpe cuando la situación lo ameritase.

San Martín venía algo cuestionado por su gente debido a que de local no viene ofreciendo sus mejores presentaciones, por lo cual tanto DT como jugadores sabían que el apoyo y aliento de los hinchas tucumanos podía convertirse en presión y murmullos en cuestión de minutos. Y había que usar esto a nuestro favor.

El juego arrancó sumamente luchado y trabado. La pelota no era bien tratada, y el trámite del encuentro se volvía sumamente aburrido. Independiente cumplía la misión de incomodar al local, principalmente a los “talentosos” García y Abregú; pero carecía de ideas en ataque para inquietar la valla de Taborda. La excepción fue un cabezazo de Disanto, tras una serie de rebotes, que el ex arquero de Independiente tuvo que sacar al córner.

En 19’, Independiente tuvo dos remates de afuera: uno de Arciero (desviado) y otro de Tarragona (contenido sin problemas por Taborda). No fueron de gravedad, pero fueron un anuncio de lo que se venía segundos después…

Rechazo de Arciero que Tarragona baja de gran forma. El balón le queda a Disanto, quien se junta de gran manera con “Tarra”, tirando una doble pared y quedando Cristian de cara al gol. Derechazo fortísimo con la cara externa pegado al palo, que se hizo imposible para Taborda. Delirio leproso en 20’.

El resto del primer tiempo transcurrió mostrando a un Independiente muy bien plantado en el campo de juego, sin sufrir sobresaltos, ante un equipo local que no mostraba nada en ofensiva. Apenas un remate desviado de Lentini, que Aracena tenía sumamente controlado. Merlos mandó a los equipos al descanso, y la sensación que podíamos volver con los puntos en el bolso, más presente que nunca.

San Martín salió decidido a equiparar las acciones, y se lo notaba con otra actitud. Los de Cagna llegaron a la igualdad a los 4’: tras una buena jugada colectiva, Catalán envió un centro preciso para la llegada fantasmal de García. Éste le ganó la espalda a Cerutti, y metió un cabezazo fuerte y bajo, haciendo estériles los esfuerzos de Aracena. Las cosas volvían a estar como al principio en la tarde tucumana.

Se preveía que tras el empate conseguido, el “Ciruja” iba a ir por más, tratando de llevarse por delante a los de Berti. Nada de esto ocurrió, ya que las situaciones de riesgo siguieron ausentes, y “La Lepra” veía con mejores ojos el empate mientras se desarrollaba el segundo tiempo. Así y todo, daba la sensación, que como en el partido ante Chicago, Independiente podía encontrar el momento para lastimar. Una íbamos a tener, quedaba en nuestros jugadores aprovecharla de la mejor manera.

En 37’ Merlos sancionó una infracción afuera del área tucumana, en una ubicación que podía llevar riesgo. El “Gringo” Maidana se hizo cargo del cobro, y con un centro preciso ubicó a Rodríguez Budes: cabezazo cruzado del uruguayo y a cobrar. Fiesta leprosa en el Norte argentino.

Posterior a ponerse en ventaja, en ningún momento Independiente vio amenazada su ventaja. Más aún, el “Colo” Sergio Sosa, recién ingresado, tuvo la chance de ampliar la diferencia con una mediavuelta cruzada, que fue controlada por Taborda.

No había tiempo para más, y por esto Merlos (de buena labor) decretó el final. Triunfazo de Independiente Rivadavia, en un reducto sumamente complicado. Nuestro equipo juega bien, tiene una contundencia asombrosa, y aparte, se le dan los resultados propios y ajenos. De ganar mañana Argentinos Juniors su partido contra Juventud Unida de Gualeguaychú, Independiente saldría por primera vez de la zona de descenso. Sería un lindo mimo para un plantel y cuerpo técnico que están haciendo las cosas muy bien, y dejando todo para poder permanecer en la categoría.

SAN MARTÍN: (1) César Taborda; (4) Matías Catalán, (2) Alexis Ferrero, (6) Rodrigo Moreira, (3) Rolando Serrano; (8) César Abregú, (5) Maximiliano Rodríguez, (11) Leonardo Acosta; (10) Matías García; (7) Gonzalo Rodríguez, (9) Ramón Lentini. DT: Diego Cagna.

Cambios: 32’ PT (16) Víctor Rodríguez x (8) César Abregú; 35’ ST (18) Claudio Vega x (7) Gonzalo Rodríguez.

No ingresaron: (12) Nicolás Carrizo, (13) Luciano González, (14) Francisco Oliver, (15) Agustín Briones, (17) Leonardo Rizo.

Amonestados: 3’ PT (3) Rolando Serrano, 32’ PT (11) Leonardo Acosta, 26’ ST (7) Gonzalo Rodríguez, 36’ ST (2) Alexis Ferrero.

Expulsado: 49’ ST (3) Rolando Serrano.

INDEPENDIENTE RIVADAVIA: (1) Cristian Aracena -c-; (4) Rodrigo Arciero, (2) Yeimar Gómez Andrade, (6) Sergio Rodríguez Budes, (3) Mauro Maidana; (8) Gastón González, (5) Fausto Montero; (7) Mauro Cerutti, (11) Lautaro Disanto, (10) Diego Cardozo; (9) Cristian Tarragona. DT: Alfredo Berti.

Cambios: 25’ ST (14) Luciano Sánchez x (10) Diego Cardozo; 30’ ST (15) Matías Villarreal x (11) Lautaro Disanto; 41’ ST (17) Sergio Sosa x (9) Cristian Tarragona.

No ingresaron: (12) Rodrigo Lugo, (13) Alejandro Rébola, (16) Hernán Gautier, (18) Ignacio Irañeta.

Amonestados: 10’ ST (2) Yeimar Gómez Andrade, 14’ ST (3) Mauro Maidana (5ta amarilla),  21’ ST (6) Sergio Rodríguez Budes (5ta amarilla).

ÁRBITRO:

Andrés Merlos (5,5): dirigió con criterio y no dejó presionarse por el marco externo. Siempre cerca de la jugada, redondeó una buena actuación. Los asistentes (Martín y Viale) tuvieron poca participación y no influyeron en el juego.

  San Martín Independiente Rivadavia
Tiros al arco 1 5
Remates totales 6 7
Córners 3 4
Tarjetas Amarillas 4 3
Tarjetas Rojas 1

Disfrutá las mejores imágenes, gentileza de Prensa San Martín de Tucumán.