noticias

C.S.I.R.

Con el tiro del final

Independiente Rivadavia logró un enorme triunfo en San Luis y ante Estudiantes, por 1 a 0. En una verdadera final por el descenso, los de Berti lograron imponerse con un agónico gol de Cristian Tarragona. Enorme inyección anímica de cara al partido del miércoles ante Douglas Haig.

“La Lepra” visitaba el Estadio Juan Gilberto Funes de la ciudad de La Punta, encarando la primera de las cinco finales en la búsqueda de permanecer en el Nacional B. Conociendo la necesidad imperiosa de sumar, Independiente propuso desde el primer minuto un partido trabado, ríspido y luchado. Un mediocampo combativo, con una premisa clara: cuando la pelota era recuperada, ésta debía llegar a Cerutti o Cardozo, para que ellos desplegasen su dinámica por las bandas. La intención era buscar a un Tarragona, que a lo largo del partido, luchó a brazo partido con los centrales locales.

Tanto el mal estado del campo de juego, como el fuerte viento, fueron factores que atentaron contra el buen juego. Recién hubo que esperar hasta el minuto 17 para tener algo de acción: muy buena jugada colectiva por el sector izquierdo entre Cardozo y Tarragona, Cristian queda mano a mano con Lupardo quien gana el duelo a medias. En el rebote le quedó nuevamente el balón al “9”, quien remató defectuosamente permitiendo que Martínez salvara casi sobre la línea. Independiente demostraba que cuando se lo proponía podía lastimar a su rival.

El desnivel también se podría haber conseguido en un contragolpe conducido por Cardozo a los 22’. Ante la posibilidad de abrir la pelota para Tarragona o patear al arco, Diego no resolvió de la mejor manera, permitiendo la respuesta del arquero local. Estudiantes contaba con la posesión y el dominio del balón, pero Independiente, con poco, lastimaba.

A los 30’, y a través de un córner, Estudiantes tuvo la primera de riesgo. Mala salida de Aracena ante la ejecución precisa de Curima, la pelota rebota en Arciero y Fausto Montero termina salvando nuestra valla. El doble cinco de Berti perdía protagonismo, y el local, por intermedio de Curima y la presencia inquietante de Felice, se hacía fuerte.

En 39’ llegaría la primer polémica de la tarde. Centro enviado por Jonathan Mazzola al área de Aracena, quien perjudicado por el viento en contra, sale muy flojo. La pelota lo termina sobrepasando y entrando al arco. Gol para Estudiantes, desazón leprosa… Pero nada de eso sucedía. El juez Dóvalo (a instancias de su asistente Diego Romero) anuló la conquista. ¿Por una supuesta infracción en ataque?, ¿Por offside de Felice que quiere intervenir en la jugada? Póngale el motivo que usted quiera amigo leproso, lo importante es que el gol no fue convalidado.

Así terminaba la primera etapa, envuelta en los reclamos y quejas de los jugadores locales hacia la terna arbitral. Quedaba esa sensación que si Independiente se soltaba un poco más en ataque ponerse en ventaja no era descabellado. Más aun teniendo en cuenta que Estudiantes daba la sensación de no estar descontento con el empate.

El segundo tiempo arrancó con la misma tónica que el primero. Partido chato, escasez de volumen de juego y pelotazos varios eran parte del combo. Independiente no encontraba la manera de poder entrarle al equipo puntano, quien empezaba a ver con buenos ojos el empate.

Independiente no podía capitalizar el viento a favor que tenía, no priorizaba el remate de media y larga distancia, un aspecto clave ante los factores climáticos con los que se jugaba. El tiempo transcurría, y la segunda polémica de la tarde se hacía presente: nuestra defensa tira el achique ante un pase filtrado a Felice, quien terminó definiendo cruzado ante un Aracena que nada podía hacer. El línea Mariano Altavista levantó la bandera y sancionó la posición indebida. Jugada fina, pero quedó la impresión que el fallo fue correcto.

Berti decidió buscar variantes. El ingreso de Irañeta y Gautier para aportar frescura y peso en ataque no trajeron resultados, y ahora pasábamos a ser nosotros los que mirábamos la igualdad con agrado.

El 0-0 estaba cantado, y nada parecía modificarlo. Hasta que Tarragona con una de sus patriadas características ganó un tiro libre por mano de Corulo. Sector derecho del ataque, ideal para la pegada de un diestro tratando de complicar a Lupardo: la jugada pedía el tradicional centro-arco cerrado y que el viento hiciera lo suyo para perjudicar al arquero local. González asumió la responsabilidad e hizo lo que tenía que hacer. La exquisita pegada del “Melli” surtió efecto y la pelota terminó superando al guardameta de Estudiantes y golpeando en el travesaño. El rebote por supuesto le quedó a él, al que siempre está, al que los equipos rivales saben que no pueden dejarle ninguna opción, porque se las manda a guardar. Cristian Tarragona capitalizó con un cabezazo la oportunidad y marcó el gol del triunfo, a los 48’.

No quedó tiempo para más, Dóvalo marcó el final del partido. Enorme triunfo, quizás sin jugar de la mejor manera, pero dejando todo. Jugando como una verdadera final. Y con el plus de saber que hasta el minuto 95 este equipo puede hacer la diferencia.

El miércoles tenemos otra final y contra otro rival directo. Sin dudas que conseguir una victoria sería un enorme paso para el camino de la salvación, por lo cual necesitamos que “La Catedral” explote. Este plantel y todos los leprosos lo merecemos…

¡Salud, y arriba la Lepra!

ESTUDIANTES: (1) Facundo Lupardo; (4) Matías Acuña, (2) Leandro Corulo, (6) Brian Sosa, (3) Daniel Martínez; (8) Jonathan Mazzola, (5) Maximiliano Bustos, (11) Brian Cuello; (10) Agustín Curima; (7) Roberto Moreira Aldana -c-, (9) Leonel Felice. DT: Omar Asad.

Cambios: 26’ ST (17) Daniel Quiroga  x (10) Agustín Curima; 35’ ST (18) Santiago Rodríguez x (9) Leonel Felice; 43’ ST (16) Israel Roldán x (11) Brian Cuello.

No ingresaron: (12) Pablo Adasme, (13) Nicolás Olivera, (14) Miguel Monay, (15) Juan Marital.

Amonestados: 35’ PT (6) Brian Sosa, 2’ ST (11) Brian Cuello, 22’ ST (9) Leonel Felice.

INDEPENDIENTE RIVADAVIA: (1) Cristian Aracena -c-; (4) Rodrigo Arciero, (2) Yeimar Gómez Andrade, (6) Alejandro Rébola, (3) Mauro Maidana; (8) Gastón González, (5) Fausto Montero; (7) Mauro Cerutti, (11) Lautaro Disanto, (10) Diego Cardozo; (9) Cristian Tarragona. DT: Alfredo Berti.

Gol: 48’ ST (9) Cristian Tarragona.

Cambios: 12’ ST (18) Ignacio Irañeta x (11) Lautaro Disanto; 32’ ST (16) Hernán Gautier x (7) Mauro Cerutti; 38’ ST (14) Julián Navas x (10) Diego Cardozo.

No ingresaron: (12) Rodrigo Lugo, (13) Luciano Sánchez, (15) Matías Villarreal, (17) Sergio Sosa.

Amonestados: 37’ PT (4) Rodrigo Arciero, 32’ ST (5) Fausto Montero.

ÁRBITRO:

Pablo Dóvalo (6): no le pesó el partido en ningún momento, ni impartió fallos localistas. Quizás queda como polémica el primer gol anulado a Estudiantes, pero se apoya en su asistente para sancionar. Buena actuación. Los asistentes (Romero y Altavista) tuvieron bastante actividad: el primero es clave en la anulación del gol anulado a Mazzola y el segundo sanciona correctamente el offside de Felice en la jugada que terminaba en gol del delantero puntano. Ambos cumplieron.

  Estudiantes Independiente Rivadavia
Tiros al arco 1 3
Remates totales 3 6
Córners 3 4
Tarjetas Amarillas 3 2
Tarjetas Rojas

Aquí, las mejores imágenes del partido: